Notas Informativas

Un muerto y varios heridos en el virulento incendio de un hotel en Marbella

01/09/2020

Un grave incendio en el Sisu Boutique Hotel Puerto Banús Marbella, de madrugada, ha causado la muerte a una persona, así como una decena de heridos de diversa gravedad. La rápida actuación de los servicios de emergencia que han evacuado el hotel ha sido crucial para evitar una tragedia mayor. En el momento de la declaración del incendio había un centenar de personas alojadas en el hotel.

Hasta el momento no se saben las causas del incendio, que se veía a varios kilómetros a la redonda. Tampoco se ha precisado si funcionaron las alarmas y demás sistemas de seguridad contra incendios.

Desde TECNIFUEGO, Asociación Española de Sociedades de Protección contra Incendios, recordamos que los hoteles deben cumplir las medidas de protección contra incendios obligatorias, realizar el mantenimiento de los equipos para garantizar su funcionamiento y  entrenar periódicamente al personal ejerciendo los planes de evacuación y emergencia.

La legislación actual que afecta a hoteles en España es el Código Técnico de la Edificación (CTE) y el Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios. 

El CTE, en su apartado de seguridad en caso de incendio, establece medidas para impedir la propagación de un incendio, tanto interior como exterior al edificio; para facilitar la evacuación de ocupantes del edificio en condiciones de seguridad; la instalación de sistemas de detección, control y extinción; medidas para facilitar la intervención de los bomberos; y, finalmente, las medidas necesarias para que los elementos estructurales mantengan su función durante el tiempo necesario. Además, se establecen las condiciones de reacción y resistencia al fuego que deben cumplir los elementos constructivos.

Por su parte, el Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios, RIPCI (R.D. 513/2017), señala las características del diseño, la instalación y el mantenimiento de dichos equipos. El reglamento contempla un capítulo específico sobre inspecciones periódicas a las que se han de someter las instalaciones de protección contra incendios. En este sentido, la propiedad está obligada a realizar revisiones trimestrales de los aparatos, equipos y sistemas. Y lo debe hacer constar en actas que deben ir firmadas por la propiedad y el mantenedor.

Precisamente, la peculiaridad de los sistemas de protección contra incendios es que están en silencio y solo se activan cuando se produce el incendio, por lo que el mantenimiento tanto de protección activa como de pasiva es la garantía de que el equipo está operativo al cien por cien en caso de incendio. Algo fundamental cuando se trata de un hotel, espacio en el que los residentes pueden estar durmiendo, con la consiguiente desorientación, como ha sucedido en el siniestro del hotel en Marbella.

Recordamos que una protección integral debe contemplar los sistemas de protección y extinción activa (detectores, rociadores, extintores, bies…) y los de protección pasiva (compartimentación y sectorización, protección estructural, reacción al fuego de los materiales) adecuados. Dos protecciones necesarias para la seguridad completa.

Estos sistemas una vez instalados deben ser mantenidos periódicamente, según la normativa señalada, y sustituidos en caso de deterioro (golpes, desprendimiento, modificaciones) o al finalizar su vida útil.

La protección es posible siempre y cuando respetemos estas medidas de seguridad. 

Participación en organismos:
Nacionales:
Internacionales: