Notas Informativas

Nueva “Guía de protección pasiva contra incendios de estructuras”

25/06/2019

El Comité de Productos de Protección Pasiva de TECNIFUEGO ha elaborado una nueva Guía de instalación y mantenimiento de sistemas de protección contra el fuego de estructuras de acero mediante lana mineral, placas y morteros. La Guía está libre para la descarga y accesible a todos los profesionales del sector, previo registro en: www.tecnifuego.org

Los materiales destinados a la protección pasiva contra incendio de estructuras de acero contribuyen a prolongar la duración de la estabilidad de las estructuras y ralentizar la elevación de su temperatura mediante una “pantalla” de protección entre el sustrato y la fuente de calor.

La Guía tiene por objeto establecer los requisitos específicos a tener en cuenta para la instalación y mantenimiento de los sistemas de protección contra el fuego para estructuras metálicas mediante Lana Mineral (paneles, fieltros o mantas); Placas (yeso laminado o fribrosilicatos) y Mortero (base yeso, base cemento con o sin lana mineral).

El objeto de la guía es asegurar que las estructuras cumplirán con la función para la que han sido diseñadas durante su vida útil.

El documento es aplicable a todos los usos que se establecen en la reglamentación vigente. Y se puede utilizar, además, para redactar las instrucciones de instalación y mantenimiento de dichos sistemas de protección.

Todo edificio debe poder mantener su integridad estructural al menos durante el tiempo de evacuación de sus ocupantes y la realización de las tareas de extinción, éste periodo de tiempo está definido en la Reglamentación. A día de hoy el acero es un material muy utilizado como elemento estructural en los edificios, debido a su versatilidad y adaptabilidad. El acero combina una buena resistencia con una buena facilidad en la instalación, lo que permite su utilización en aplicaciones muy diversas. Además, el acero es no combustible por tanto no genera humo ni gases tóxicos al entrar en contacto con el fuego. Como contraprestaciones cabe tener en cuenta que el acero pierde sus propiedades mecánicas con el aumento de la temperatura. Además dada su elevada conductividad hace que el calor se propague de manera muy rápida. Por este motivo siempre que el acero se emplee como elemento estructural de un edificio, éste deberá estar protegido para que mantenga sus propiedades mecánicas.

Descarga libre de la Guía, previo registro en: www.tecnifuego.org

    

Participación en organismos:
Nacionales:
Internacionales: