Notas Informativas

Minimizar los efectos de Covid19 en la campaña contra incendios forestales 2020

05/05/2020

Con la emergencia climática que venimos padeciendo en la última década, las campañas contra incendios forestales cada vez son más largas y por tanto cada año requieren un incremento en la inversión de las políticas forestales, tanto del Ministerio como de las Comunidades Autónomas. Un ejemplo de ello, es el del Cabildo de Tenerife que ha iniciado la campaña el 15 de abril y la mantendrá hasta octubre, una prolongación de 8 meses, frente a los 4 meses de años anteriores.

En general, sin embargo, tememos que, ante la crisis sanitaria que estamos viviendo para hacer frente a la pandemia COVID19, las partidas económicas destinadas a la prevención de incendios forestales se vean afectadas (limpieza del monte, de zonas de interfaz urbano-forestal, creación de zonas cortafuegos, etc.), así como las dotaciones destinadas a la extinción (material de extinción, equipos humanos, etc.).

La pandemia está requiriendo lógicamente todos los recursos humanos disponibles, por lo que los cuerpos de bomberos están realizando tareas relacionadas con la desinfección, traslados, etc.  Por ello, este año además se deberán tener en cuenta los protocolos prescritos por Sanidad para reducir el contacto entre los trabajadores y por tanto la exposición al contagio, como la higienización de los vehículos, el desfase en las entradas y salidas del centro de trabajo.

Como especialistas y proveedores de material para la lucha contra los incendios forestales creemos que la salida de la crisis del coronavirus no debería afectar significativamente a la lucha contra los incendios forestales, ni al sector forestal en general. Los montes son parte de la economía y fuente de vida, por ello su protección y patrimonio de las generaciones futuras deben estar entre las principales prioridades de cualquier Gobierno, en cualquier momento.

En este sentido, esperamos que el encargo otorgado a la empresa de Transformación Agraria, S.A. (TRAGSA) para la prestación del servicio de funcionamiento del dispositivo de extinción y prevención de incendios forestales del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para el periodo 2020-2024 y dotado con 157 millones de euros, sea el adecuado para llevar a cabo la extinción, prevención integral y análisis de incendios forestales durante esta campaña.

Gestión integral ante los incendios forestales

Algunas conclusiones que tuvieron lugar en nuestra Jornada de lucha contra incendios forestales, pueden servir como herramienta para la mejora de la gestión integral de los incendios forestales en la Campaña 2020 para que no se vea afectada significativamente por COVID19, y que podemos resumir así:

1)      Cumplir la normativa de Protección Civil obligatoria: Planes de Autoprotección y Emergencias Municipales.

2)      Potenciar el sector forestal, a través de políticas que incentiven el aseguramiento de los montes, sus aprovechamientos directos e indirectos, etc.

3)      Estudio de las interfases urbano/forestales, sin olvidar los usos industriales, agrícolas, etc.

4)      Desarrollar Indicadores de Colapso / Respuesta Operativa que sean aceptados por todas las administraciones y que relacionen los riesgos potenciales con los medios de extinción existentes.

5)      Análisis de los incendios forestales dentro de un Ciclo de las Emergencias (prevención, detección, extinción, rehabilitación zonas afectadas, tratamiento informativo).

6)      Mejorar la formación de los intervinientes en otras tipologías de siniestros. Adaptar las formaciones a cada zona geográfica de intervención.

7)      Tener extrema precaución con los incendios que se propagan con gran rapidez y que no afectan a toda la carga de fuego susceptible de arder.

8)      Ser extremadamente prudentes en los días posteriores a los grandes incendios. El peligro en los días posteriores puede ser crítico, ya que en caso de simultaneidad de incendios puede haber dificultad para mantener todo el operativo completo.

9)      Potenciar el desarrollo y uso de la maquinaria pesada en los incendios forestales, y la extinción nocturna con las metodologías adecuadas.

Cumplir los protocolos de las autoridades sanitarias en cuanto a EPI, distanciamiento, etc., por parte del personal de intervención. 

Participación en organismos:
Nacionales:
Internacionales: